Están disueltos, pues

Paisajes interiores

Entrevista a Paul Wackers

Publicado: 2020-01-14

Por: Melissa Torres Fabián / Fotografía: Jose Vera Visagel


Egresado de la Corcoran School of Arts & Design en 2001 y de la maestría en artes plásticas del San Francisco Art Institute en 2004. Paul Wackers (Connecticut, 1978) vive y trabaja en Nueva York. Ha expuesto, desde el 2001 hasta la fecha, un total de veinte proyectos individuales entre Estados Unidos, Bélgica, Canadá, Alemania y Perú. Su última presentación fue parte de una bipersonal junto al artista peruano Javier Bravo de Rueda, curada por Élida Román, en la Galería Impakto durante los meses de noviembre y diciembre de 2019. Ha participado también en un número importante de muestras colectivas llegando a presentarse, además de los países mencionados, en espacios artísticos de Dinamarca, Francia y Reino Unido. Artista y docente, Wackers compone paisajes interiores que combinan realidad y fantasía. Crea ambientes a partir de su memoria visual, retratando elementos de diseño, reminiscencias de obras propias y ajenas que comulgan en estancias imaginarias donde nacen ideas para la configuración de nuevos proyectos.


¿Las piezas forman parte de una serie de cuadros pensados específicamente para el proyecto? ¿Se reúnen bajo el título de una serie o se trata de títulos independientes?
No se trata de una serie que esté continuada, el conjunto es más una selección de piezas dentro de una producción que puede existir dentro del contexto del libro The Silent Language of Sculpture. Como conjunto no tiene un nombre en específico, se trata de piezas independientes que se vinculan entre sí a partir de su relación con el libro. En sí, nace primero el proyecto y luego se procede con la elección de obras que finalmente serán exhibidas en sala.
¿Es tu primera presentación en el circuito limeño o has participado anteriormente aquí?
Técnicamente es mi segunda vez. Hace cuatro años participé en una colectiva con tres pinturas de formato pequeño pero no llegué a visitar el país. Este año, en cambio, decidí conocer el espacio y vivir la experiencia de traer cuadros de un formato mucho mayor para la muestra.
¿Cuánto tiempo te tomó producir este proyecto?
Alrededor de un año y medio fui replanteándome que podría presentar en un ambiente más grande. Anteriormente, mis cuadros habían sido más pequeños en relación a los que hoy se exhiben en la muestra. Al ser más pequeños, los espacios que creaba eran también reducidos por lo que existían menos elementos dentro del cuadro, una escultura o naturaleza muerta casi siempre. Un tamaño mayor, demanda más tiempo pero brinda mucha más libertad. Los escenarios se amplían y como mencioné, la lectura de The Silent Language of Sculpture me permitió evaluar cuantos objetos podían existir dentro de estos espacios.
En cuanto al aspecto técnico, ¿qué materiales fueron empleados para la producción?
Las obras han sido elaboradas con acrílico y he utilizado desde pincel hasta aerosol, sin dejar de lado el collage. De hecho, se observa el uso de plantillas para algunos de los elementos. Se trata de crear capas.
¿Cómo describirías el proceso creativo de construcción pictórica de tus cuadros? ¿Existe un dibujo previo a la aplicación del color o se trata de un desarrollo orgánico de los elementos?
Es un poco de todo. Algunas veces existe dibujo previo pero otras los elementos van surgiendo en el proceso. Antes que nada defino una estructura, planteo las capas desde la más lejana hasta la más cercana. Si se trata de un ambiente con una vista exterior, empiezo por lo que se ubica en la vista exterior y avanzo de atrás hacia adelante. Hay un punto en el que los elementos parecen desbordarse y dejo de intervenir el lienzo cuando siento que existe un balance entre claridad y confusión.
Desde tu primera exposición hasta la fecha, ¿cuánto crees que ha permanecido y cuánto ha cambiado en tu estilo gráfico? ¿A qué colores de la paleta cromática recurres con frecuencia?
Permanece la importancia del color y la variedad de composiciones a pesar de los cambios. Si solo pienso en los elementos que componen mis cuadros, las ramas de las plantas me permiten jugar con sus formas y desarrollar patrones. Ahora, si pienso solo en la paleta a la que recurro para construir los ambientes dentro de mis obras, esta se caracteriza por los verdes, los pasteles y los colores brillantes. El color es tan prioritario como las formas, menciono los verdes en primer lugar por la presencia de la naturaleza pero incluso tratándose de colores ya establecidos me permito llevar un color al límite, o dejar de usar verde para usar rojo.
¿Este uso de la naturaleza por medio de la presencia de plantas alude a un mensaje en particular?
Las plantas siempre han estado presentes en mi vida, en el día a día, dentro y fuera de casa. Además son objetos de estudios interminables y están en permanente cambio. Por eso las pinto porque son elementos que nunca dejan de transformarse.
Analizando el aspecto visual de tu trabajo, observo que además de la recurrente presencia de las plantas existen también pequeñas pelotas que van de una escena a otra así como unas equis ¿Estos elementos forman parte de tu sello artístico?
Las pelotas simbolizan mapas para mí, son elementos que me recuerdan como inició mi gusto por la pintura. Representan todo lo que debe contener la pintura, la presencia de los colores primarios que dan pie al resto de colores. Las equis, por otro lado, dan una idea de hacia dónde debes mirar, es más que nada un punto de referencia dentro del cuadro. Podría decir que forman parte de mi firma y casi siempre están dentro de las piezas.
Después de conocer la parte técnica y formal de tu propuesta artística, hablemos de los espacios, ¿existen en realidad o son ambientes imaginarios?
Es una mezcla de los dos, algunos espacios son lugares que he habitado. En mis cuadros pinto estos ambientes pero suelo modificarlos e incorporo elementos que son en realidad piezas de otros artistas, incluso hay obras mías que solo existen en el cuadro. En definitiva, pinto objetos que me gustaría tener. Es curioso, algunas veces he creado cuadros dentro de estos ambientes que luego me he visto motivado a pintar, han dejado de ser ficción para convertirse en realidad.
Finalmente, ¿qué esperas de esta presentación en Lima?
Espero que disfruten las obras. Que observen los detalles y puedan vivir la experiencia de adentrarse en los ambientes que he diseñado. No sé si haya una muestra que se parezca al trabajo que estoy presentando, y tampoco se trataría de que comparen o decidan que uno es mejor que otro. Con que visiten la sala y vean mi trabajo me siento agradecido.

Escrito por

Puse

Medio de comunicación/noticias


Publicado en

Su Versión

Entrevistas